Consejos para papis con el dedo pegado a la cámara, PARA QUE TUS FOTOS DESTAQUEN {dile adiós al modo Automático}

Seguro que tienes niños a los que haces un montón de fotos… este post va dedicado a aquellos papis/mamis que hacen fotos ¡a tutiplén!, da igual la ocasión o el momento. Suele pasar sobre todo a los primerizos, para todo es la primera vez que su hijo hará algo y la ocasión siempre es buena para dejarla inmortalizada. Claro que si!, pero mejor repasar este post antes…

Antes de ponerse a realizar mil disparos con la cámara o el móvil con el resultado de que al final parece un vídeo y todas las fotos son iguales,  lo imprescindible es conocer tu cámara o tu móvil.

Con la cámara siempre vendrá un manual que es muy aconsejable leer, y con 4 nociones básicas podrás ir haciendo un montón de pruebas que harán que disfrutes realizando fotografías, y con las que te darás cuenta de que antes de hacer la foto de cualquier manera, lo principal es que mires la luz que hay, o la que quieres que salga. Si , puedes DISPARAR EN AUTOMÁTICO, pero entonces vamos a lo que íbamos en este post, que entonces TODAS TUS FOTOS TE SALDRÁN IGUALES. ¡Pero no siempre querrás que te salgan iguales!.

¿Por qué en una fiesta de cumpleaños cuando están las luces apagadas y tu hijo está dispuesto a soplar las velas, ese ambiente se va al traste con una foto en automático donde saldrá el flash? ¿Y si apagas el flash te sale muy oscura? ¿Por qué no dejar ese ambiente reflejado en la foto?.

¿Por qué si un día se pone a saltar en los charcos la foto te queda desenfocada? ¿No te apetecería ponerle un tiempo de exposición lo suficientemente rápido como para que salgan las gotas de agua “congeladas” cuando salta con sus botas?

¿Y qué me dices de los primeros planos? He visto padres que todas las fotos que tienen son de planos generales, “¡para que se vea dónde están!”, me dicen. Si claro, eso es muy válido, pero también es recomendable hacer primeros planos, de las botas super coloridas saltando en el charco con las gotas de agua congeladas, la cara manchada de chocolate comiendo un bombón, el agujero que le deja en su boquita su primer diente caído, su mano acariciando una ovejita donde casi se puede “palpar” la suavidad de la lana… Hay que usar el zoom, y si no tiene, acercarse al motivo!. Pero no puedes estar estático simplemente porque no tengas zoom.

Por esto y otros mil motivos el modo automático, tanto en la cámara como en la forma de hacer las fotos, está bien si quieres hacer una foto rápida, justo cuando está pasando algo que quieres capturar y no tienes tiempo de modificar ningún parámetro porque todavía no estás ágil en ese tema, pero no todos los momentos son urgentes, en muchos momentos tienes unos minutos para pensar un poco lo que quieres conseguir en esa foto, el ambiente que le quieres dar, qué es lo que centra la atención en ese momento.

Para que os vayáis familiarizando con unos aspectos básicos, os dejo con una  gráfica ha sido elaborada por el blog de fotografía alemán Fotoblog Hamburg. En ella veréis una pequeña simulación de cómo cambiaría la imagen tomada cambiando valores de apertura del diafragma, velocidad de disparo, y la sensibilidad ISO. Seguro que recordaréis los antiguos carretes de las cámaras analógicas, ¿no? en esos carretes la velocidad ISO ( o ASA como también se conocía) venía impuesta en los carretes, los comprabas según la sensibilidad que tu quisieras, pero claro, todas las fotos de ese carrete iban a tener esa sensibilidad, si era de 36 fotos, 36 fotos con la misma sensibilidad. Ahora con las cámaras digitales podemos variar esa sensibilidad foto a foto, e incluso  muchos móviles también nos dejan ya varias ese parámetro.

Descargaros esta gráfica al móvil y tenerla a mano, ya veréis como vuestras fotos poco a poco, van a dejar de ser todas iguales 😉

 

Créditos Gráfica: Blog fotografía alemán Fotoblog Hamburg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *